• Oxyboo

Cómo la desigualdad económica da lugar a la hiperparternalidad

Hoy en día, la globalización hace que los residentes de diferentes países a menudo toman el mismo café, compran ropa de las mismas marcas y usan las mismas redes sociales.


Estos nuevos hábitos han borrado muchas diferencias tradicionales en todo el mundo, pero cuando se trata de la crianza de los hijos, los hábitos aún varían de un país a otro en un grado sorprendente.


Durante nuestra investigación descubrimos que los distintos estilos, cuando se trata de criar a tus hijos, están arraigados principalmente en la economía, específicamente por la desigualdad económica.


El denominador común en los países donde abunda la formación intensa y orientada hacia el logro, es una gran brecha entre los ricos y los pobres. Al contrario, donde la desigualdad es baja y los gobiernos proporcionan redes educativas fuertes, prevalece un estilo de formación más relajado y permisivo.


La Encuesta de valores mundiales (Cf. The World Values Survey), que periódicamente consulta a miles de encuestados en casi 100 países, acerca de sus actitudes sobre una amplia gama de asuntos, incluye una pregunta que les pide a los padres, que seleccionen hasta 5 valores de una lista de 10, que consideran más importantes para ellos.


Los valores más recurrentes fueron "trabajo duro", "obediencia", "imaginación" e "independencia".


En México, aproximadamente 2/3 de los padres incluyen “trabajo duro” en la lista de los valores más importantes; cuando en Suecia, solo alrededor del 11% de los padres ponen el “trabajo duro” como factor importante.


Muchos padres probablemente tienen algo que les guste en ambos enfoques de la educación de los hijos, el manejo duro y/o permisivo. Pero los datos de las encuestas sugieren que las personas siguen pensando que deben elegir una o otra: los países que adoptan la "imaginación" como una meta, rebajan el "trabajo duro", y viceversa.


Cuando la educación de los hijos se convierte en una carrera de armamentos, los ricos suelen tener una clara ventaja.


Obviamente, cuando los padres tienen 2 o 3 trabajos, tienen menos tiempo para acompañar a sus hijos en sus tareas y es posible también que no tengan a profesores privados, o preparación a los exámenes…


Es un círculo vicioso: la desigualdad conduce al aumento de la paternalidad (Parenting) competitiva, lo que exacerba aún más la desigualdad para la próxima generación.

Es lo que estamos viendo en México.


Una de las metas claras que nuestro país debería de implementar, es el acceso público a instituciones gubernamentales de muy alta calidad académica, con un enfoque educativo global y completo.


Así la desigualdad económica no tendrá tanta importancia en el desarrollo de la próxima generación.

8 vistas
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

© 2018 Oxyboo, Inc. All Rights Reserved.                                                                                                                                                                                                                                                                                     Blog  Guides   Terms of Use   Oxyboo Privacy Policy